Nuevas medallas para finalistas ,están ganando popularidad.

¿En qué momento una medalla deja de ser una medalla? Las medallas con acabados tradicionales no se prestan para uso diario, y algunos tipos se han alejando del propósito de reconocer o premiar, algunas se acercan cada vez más al ámbito de lo práctico o estético.

Hace un tiempo en la escena de las medallas,  se remplazaron  las cintas a hebillas para poder ser usadas con orgullo alrededor de la cintura en carreras como la de 135 millas de  Badwater a través de la cuenca de Badwater en Death Valley y en la prestigiosa carrera  Western States de 100 millas en EE.UU. Diferentes hebillas se entregaron en resultados distintos, desde aquellos que simplemente terminaron la carrera hasta aquellos en las primeras posiciones.

En los últimos años del Calgary Marathon en Canadá, también se inició la entrega de hebillas de cinturón a los finalistas, también al juego de “Wild West” en Alberta.  Yéndonos un poco más lejos de los protocolos, la medalla de  Calgary 50K de este año, es una gran jarra de cerveza, para conmemorar los 50 años como anfitrión del maratón, pero no todas las carreras de esa ruta están buscando presentar esta imagen, es únicamente una excepción por la conmemoración.

FOTO 4Desde la década del 2000, Nike ha estado repartiendo collares en las carreras para mujeres, algo un poco más práctico que una pesada medalla para sus finalistas. A pesar de tener un reconocimiento para mostrar en la  pared como recompensa por cruzar la meta, es probable que  las medallas terminen guardadas en un armario. Por ello, el proporcionar medallas en forma de joyería significa que se puede mostrar este reconocimiento con orgullo en otras situaciones y lugares, con la finalidad de utilizar este reconocimiento más allá del día del evento.

Durante un fin de semana, “Toronto Women’s run series” inció con su medio maratón. Las participantes asistían al evento con las medallas de años anteriores colgando de sus cuellos.

photo“Hemos añadido nuestro propio estilo con el objetivo de apoyar a otras mujeres empresarias, así que buscamos diseñadores de joyería femenina que estaban interesados en participar y contactar con nuestros participantes”, dijo el director de la carrera Cory Freedman.

Las medallas compactas son buena forma para demostrar a  otros que se ha competido en años anteriores. Para alguien que no está familiarizado con ello, sólo representa un collar bonito. Para los corredores que están familiarizados con las medallas o que han asistido a algún  evento, significa algo más que eso.

“El collar funciona para romper el hielo en una conversación; nos enteramos con frecuencia. Que a otras mujeres les viene la duda ‘que collar tan bonito, ¿de dónde sacaste eso?’ Y de allí  el gancho para contar la historia de cómo se obtuvo “.

El uso de  medallas con estilo de joyería para los logros deportivos no es una idea nueva. Durante décadas, los equipos deportivos profesionales otorgaban anillos a aquellos campeones y/o atletas olímpicos que  regularmente se les miden sus dedos después de haber calificado para la competencia.

Resulta emocionante preguntarse como lucirán los premios para los finalistas bajo las tendencias del futuro.

Fuentes:
http://runningmagazine.ca/finishing-medals/

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *